Blogia
Agrupación DORVAL SILVERA SARAVIA

Del Dr. Alem García...

Del Dr. Alem García...

LAS PROSTITUTAS PAGARÁN IMPUESTO A LA RENTA

Por el Dr. Alem García. www.alemgarcia.com

Como lo hemos venido sosteniendo, la reforma tributaria que comenzó a regir desde el pasado 1º de julio, tiene múltiples errores e injusticias. No sólo porque establece un mal llamado “impuesto a la renta” que, en realidad, es un impuesto a los ingresos, desde que no se admite la deducción de los gastos, sino porque, además y fundamentalmente, castiga de forma muy severa a la clase media y favorece a los sectores de mayor poder adquisitivo.

En efecto, las personas de mayores ingresos son las más favorecidas con esta reforma del Ministro Astori. Es sabido que la gente que tiene importantes sumas de dinero, las deposita fuera del país. La reforma tributaria de reciente aprobación exonera de todo pago a las rentas que vienen del exterior. También es sabido que los uruguayos de mayor poder adquisitivo utilizan su dinero para comprar papeles del estado, bonos del tesoro y letras de tesorería. Las utilidades de dichas colocaciones, también, están exoneradas del pago del recientemente creado impuesto a la renta.

Estos ejemplos, entre otros que se pueden citar, son demostrativos de que esta reforma favorece de manera clara a las personas de mayores recursos.

¿A quiénes se les cobra más? A los rehenes de siempre: a los integrantes de la clase media, a los que viven esforzándose para poder dar satisfacción a las necesidades de sus familias bien constituidas.

Y se castiga a quiénes más trabajan. Por ejemplo, a las personas del multi empleo se les aplica la tasa máxima, en la mayoría de los casos, porque se aplica el impuesto sobre la cantidad resultante de la suma de todos los sueldos que la persona perciba.

Quiénes trabajan en varios lados, no lo hacen por masoquismo laboral, lo hacen, obviamente, por necesidad, porque un sueldo les resulta insuficiente.

No parece lógico ni razonable que la ley tributaria castigue al que más trabaja. En vez de incentivar al trabajo, por el contrario, se castiga con la obligación de pagar más impuestos a aquellos que trabajan más. Sin duda, no es una buena política tributaria.

Según nos informa el diario El País en su edición del 13 de julio de 2007,  “El director de la Dirección General Impositiva, Nelson Hernández, dijo que las prostitutas deben pagar IRPF en la prestación de sus servicios…” Agregó: "María que trabaja en la rambla está prestando servicios personales que están comprendidos en el IVA y ahora están comprendidos en el IRPF y pueden ser controlados por la administración tributaria", razonó Hernández ayer en Canal 10”.

Así que de aquí en más, las prostitutas también tendrán que pagar este impuesto a la renta. Hecho inédito en el país. Quiénes ejercen la prostitución, seguramente, no lo hacen por placer, sino porque no tienen otra alternativa, porque no encuentran otro trabajo. ¿Dónde queda la “justicia tributaria” tan proclamada por el Sr. Ministro de Economía y Finanzas, Cr. Astori?

Las prostitutas están obligadas a pagar el “impuesto a la renta”. Sin embargo, véase el intento de acomodo del que nos informa, también, el diario El País, en la edición citada:

El problema en el Palacio Legislativo: “En el Parlamento. Con los legisladores el problema es la partida de gastos de secretaría, de casi $ 54.000 (unos U$S 2.400)  por mes, que alegan que no es parte del salario y no debe estar gravada”.

“La bancada oficialista procura encontrar una solución al tema con el Ministerio de Economía para obtener una reglamentación que les permita declarar que vierten, efectivamente, esa partida en beneficio de sus secretarios. Fuentes de la DGI indicaron que "la posición del organismo recaudador es que los parlamentarios tienen que aportar por todo lo que perciben".

La tentativa está en marcha. Mientras se castiga severamente a gran parte de la sociedad con este nuevo impuesto, los señores legisladores oficialistas que lo votaron, ahora intentan ser exonerados de su pago, pretendiendo eludir el impuesto a la renta por las partidas que perciben. ¡Vaya privilegio! ¡Y que vergüenza nacional!

Cabe recordar que los legisladores del Partido Nacional no votaron esta ley de reforma tributaria, por entender que la misma carece de la más elemental equidad y porque la justicia tributaria, realmente, brilla por su ausencia.

Alem García.

Alem García

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres