Blogia
Agrupación DORVAL SILVERA SARAVIA

Carámbula no pudo con lo que prometió hacer, aún asi pretende volver a la IMC

Carámbula no pudo con lo que prometió hacer, aún asi pretende volver a la IMC

Quizá sea este el período –post dictadura- en el cual Juanicó, no vio obras de relevancia o de infraestructura realmente importantes, es que, mucho se prometió y realmente poco se hizo.

        Y de lo que se hizo fue gracias al gobierno nacional (véase el mantenimiento de la caminería rural, se realiza con fondos que el MTOP vierte a la comuna), lo mismo que el segundo tramo del alumbrado público en Ruta 5, lo hizo la empresa concesionaria del mantenimiento de dicha ruta; la extensión del alumbrado público por la principal calle de acceso a la planta urbana se concretó gracias a que una importante empresa vitivinícola de la zona, donara más de mil metros de cable, y la Calle San Marcos quedó estupendamente iluminada.

      Lamentablemente, no en todos los pagos de Canelones se puede contar con el patrocinio de privados que financien obras municipales, por ejemplo: para el alumbrado de zonas de El Dorado (Las Piedras), o en balnearios como La Floresta y Costa Azul. Aún permanecen columnas desprovistas de focos y cableado, situación que ostenta un largo par de años.   

      Se prometió hacer a nuevo la calle principal de Juanicó: la avenida San Marcos, desde 2006 se viene escuchando los anuncios de tal obra, pero aún…nada. Sólo nos “salvaría” la manito de algún portentoso empresario que financiara una costosísima pero ya necesaria y urgente obra para Juanicó. Quizá la fortuna o la suerte obren en beneficio del poblado, porque si seguimos esperando por la IMC, sólo se escucharán buenas intenciones y lejanísimas posibilidades de ejecutar la obra. Esperemos equivocarnos nosotros, y que cambie radicalmente el actual tratamiento que se le dedica a Juanicó.

       Así ha transcurrido la denominada “Comuna de la Anunciación”, más conocida como la Comuna Canaria por este gobierno, o como la legalidad de este departamento, conoció siempre con el nombre de Intendencia Municipal de Canelones.  

       Pero hay más. De buenas a primeras –a iniciativa de vaya saber quien, e impulsado por un grupo de instituciones que avalaban o acompañaban el accionar de ediles locales suplentes de la Junta Local de la ciudad de Canelones, e integrantes del FA- se “decidió” no porque el Club propietario del terreno lo solicitara, sino que a alguien se le ocurrió armar un Parque público en un predio privado (cosa que, perfectamente puede hacerse, máxime en una localidad donde no existe una cartera de espacios verdes con función de recreación social), lo que no sería quizá “aconsejable” es montar churrasqueros (de cuyo material también fuera donado por una empresa, la misma que donara el cable del alumbrado), a pocos metros de unas piletas de decantación y oxigenación de aguas del saneamiento –las cuales, a veces, desprenden determinados gases con cierta hediondez-; lo cierto es, que, aún no se ha inaugurado dicho parque, por lo que se aprecia el crecido malezal, y poco uso de los churrasqueros.

    Lo que sí, solicito el Club –ubicado su complejo a metros de la Ruta 5- fue la colaboración para la construcción de nuevos baños y el anhelo histórico, de la Sede propia. De todo esto, la IMC y la Junta Local, ni se han inmutado. Se hizo sí aquello que surgió prácticamente a iniciativa de la Junta: el parque aún no inaugurado.

   También se prometió instalar una oficina administrativa para Juanicó, cosa realmente plausible y bienvenida para la gestión de trámites y solicitar servicios desde la localía; se optó por sujetar la apertura de esta dependencia a la reconstrucción del Gimnasio Juanicó, otra obra anunciada desde 2006 –despertando por temporadas el entusiasmo y la ilusión locales, al noticiarse el avance que nunca llega-, a fin del año que cerramos (2009) se pintó los pisos “recuperables” que da al frente de la ruta 5, quizá ello anuncie la pronta apertura de dicha oficina. ¡Enhorabuena!

     De las calles o de la gestión ambiental de la villa, mejor ni hacer referencia; es que, vialmente se ha bacheado “al boleo” por donde circulan los omnibuses y nada más, las otras van ganando cada vez más un deterioro importante, arruinándose así aquella magnífica obra realizada en 1998.

       En cuanto a la gestión de los espacios verdes y aceras, se había tomado un interesante período de mantenimiento y parquización durante 2007 y 2008; pero el 2009, fue realmente pésimo. Es de consignar que, se mantenía –con el desmalezado- la Estación Juanicó, la Plazoleta Dr. Cándido Juanicó, el frente del Velódromo Omar Moizo, la calle San Marcos, y el Parque del Complejo Juanicó; todos estos espacios han sido abandonados por la IMC. ¿Por qué? ¿Falta de personal? La razón se desconoce.

        Quiera que el próximo Intendente, apruebe aquella iniciativa de que Juanicó debe tener una cuadrilla permanente, formada con funcionarios residentes en la zona, para el mantenimiento de lugares públicos o de interés público, de la comarca. Ciertamente que, al ser una localidad tan pequeña –y con  la colaboración vecinal-, Juanicó podría pasar a ser un verdadero jardín. Pero no, la realidad es totalmente opuesta al pueblo que soñamos, creo que la gran mayoría.

         En fin, todos saben perfectamente cual es nuestro espíritu –máxime si se trata del porvenir de Juanicó-, pero hoy, al pasar raya vemos que el Intendente se fue de la Comuna, debiéndonos las obras que prometió. No obstante, es altamente probable que, con claros fines electorales de su fuerza política, se apure la marcha y se inauguren antes del segundo domingo de mayo, la mayor cantidad de obras posible.

          En realidad, sí las mismas se hacen bien –y no, a las apuradas para “llenar el ojo”-  ¡venturosa sea la población de Juanicó! Ese es el fin que perseguimos antes, hoy y siempre.

          De todas formas, no hemos tenido empacho alguno, en reconocer las buenas intenciones de hacer, demostrado en reuniones, entrevistas, en recibir (más de una vez) proyectos, etc. Pero no podemos seguir alimentando ilusiones que cada vez más son eso, ilusiones y no, proyectos. Porque las ilusiones deben tener un piso sólido donde fundarse, de lo contrario, se desmoronan.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres