Blogia
Agrupación DORVAL SILVERA SARAVIA

¿Que pasa con Canelones?

¿Que pasa con Canelones?

 

          Es una pregunta que la exteriorizo en el sano afán de llamarnos a la reflexión. Y me atrevo hacerla hacia la interna del partido que integro y he dedicado con entusiasmo y compromiso, a la militancia activa de mis últimos veinte de treinta y ocho años de edad que tengo. Si. He integrado los grandes sectores del Partido, siendo de ambos, orgulloso fundador: Alianza Nacional primero y, Todos, después. Por ello, algunos de mis compañeros han procurado generar una imagen de este servidor, de alguien que pasea de sector en sector; pues, la realidad actual prueba otra cosa, mi convencida lealtad política a lo que Luis Lacalle Pou encarna con sus sueños, desvelos, ideas y fundamentalmente, la forma de ver y hacer de la política un permanente compromiso con el país y su gente.

       El problema no es el esquema nacional del Partido, la cosa radica en nuestro amado Canelones. ¿Qué pasa aquí? Antes venían y nos decían “basta de tratar a Canelones como el patio trasero de Montevideo”. Si. ¿Y? ¿Qué hacemos nosotros? ¿Juntarnos seis meses antes de las elecciones para sacarnos los ojos unos a otros como cuervos? ¿Y después? Unos pocos se apoltronan en sus despachos y la comunidad militante hiberna largo tiempo, salvo que se citen a sus convencionales, para hacerlos votar a determinados candidatos en el marco de una nueva carrera electoral hacia la cada vez más esquiva conquista del Gobierno Departamental. Fue y será difícil volver a tener un intendente blanco en Canelones, mientras se sigan haciendo las cosas como hasta ahora.

       La Convención que, aún no ha sido convocada para elegir a las autoridades de la Comisión Departamental, debería tener vida propia. Y esto se logra con miembros que la hagan vibrar, participando, proponiendo y no sólo para alzar las manos votando “mociones prefabricadas”. 

     Canelones está en problemas. El tiempo pasa y nos nosotros dormimos la siesta. Otros militan ¿y nosotros? ¿Qué pasa con los blancos de Canelones?

      Todos pensamos en las elecciones internas, y pocos en el Partido. Él, es un idóneo instrumento forjador de “Patria para todos”, el Partido de la Nación no piensa en colectivos, trabaja para la felicidad general del pueblo. Ahí está la historia del Uruguay, repásenla y luego me cuentan lo que ha contribuido el Partido Nacional desde 1836 para acá.

         A un año de haberse celebrado la última convención departamental de Canelones, es menester comenzar a poner  en la cancha todo el andamiaje institucional del partido a funcionar, comisión departamental y al menos treinta comisiones seccionales, una por municipio. ¡Vamos,  Canelones nos precisa!  

Dr. Fernando Lúquez Cilintano.- 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres