Blogia
Agrupación DORVAL SILVERA SARAVIA

Debemos aprender a hablar en 'Clave de Canelones'

Debemos aprender a hablar en 'Clave de Canelones'

El edil departamental Dr. Fernando Lúquez (Partido Nacional) dijo ¡debemos aprender a hablar en 'Clave de Canelones', durante una reunión de dirigentes de su agrupación, y agregó: “Sinceramente sí me preguntan ¿Usted Lúquez, va a ser candidato a edil departamental?, contesto: No, pero tambien agrego que sólo, en la circunstancia –hoy, algo esquiva- en la que todos los partidos -en especial el Frente Amplio- aprenda a dialogar con la oposición, como decimos nosotros: “en Clave de Canelones”, ahí revisaría mi actual postura.

                         Sí me piden argumentos, con gusto los expondré: primero, fuimos nosotros quien, generosos con Canelones, ofrecimos decenas de proyectos legislativos y otras tantísimas iniciativas en los primeros años de esta legislatura, hasta que, vimos –con desazón- que para el partido de gobierno ‘nada le venía bien’ si nosotros decimos ‘blanco’ ellos retrucan con ‘negro’ y, cuando, uno asevera que algo es ‘negro’ cambian, de parecer, apostando que tal cosa mutó de color. Pero el desconcierto es mayor, cuando en Sala o en las Comisiones Asesoras de la Junta, se dice una cosa y, afuera –en los corrillos de la misma- se dice: ‘Che fulano tenías razón pero, no te la podemos llevar…’ Entonces, cuando se le advierte a la ciudadanía –a través de los medios- que la oposición no trabaja o es irresponsable, podemos sostener –con cívica tranquilidad- que, por el contrario este Partido ha sido lineal con una histórica vocación de servicio: aún en la oposición sabemos gobernar, con ideas y contralor.

              Segundo,  es una pena que las ideas jamás fueron ponderadas por la bondad de las mismas, sino que, jamás se tuvo el bien de estudiarlas; tengo la sospecha que sólo  leían al final del proyecto, para individualizar quien o quienes lo rubricaban como autores del mismo. ‘Sí es un blanco, al tacho…’ Esa suerte tuvieron varios de nuestras iniciativas: la referente a la Discapacidad, fue la más emblemática; pero hubo más: la creación de la Guardia Forestal, normas sobre el Turismo Rural, el Nomenclátor de calles, sobre la Contaminación Acústica, o la Tenencia de Animales Domésticos, sobre la Transferencia Municipal de Vehículos Automotores,  la Descentralización Turística, entre otras.

                  Por ello, la necesidad de articular el diálogo necesario que, sí es posible explorar algún grado de co-participación en el próximo gobierno municipal de la oposición, sea cual fuere el Intendente que elija Canelones; donde se permita lo que en este período no se logró: forjar verdaderas políticas departamentales que redunden en beneficio de toda la sociedad. Por ejemplo, este Gobierno ha exonerado, quizá hasta en exceso, cientos de padrones del impuesto Contribución Inmobiliaria, de forma aritmética y con un enfoque territorial: ocho de cada diez exoneraciones que el Intendente propuso a la Junta Departamental, provenían de Ciudad de la Costa o balnearios de la Costa Oro. Jamás se supo, cual fue el móvil político que impulsó al Intendente para beneficiar de esa forma territorialmente tan desproporcional e inequitativa.

              Y tercero,   ese necesario diálogo,  permitirá armonizar al Gobierno todo (oficialismo y oposición) hablando en clave de Departamento –por encima de partidos y sectores- dando a la Intendencia el contralor, por ejemplo, del Contador Municipal (al que no se pudo designar en este período), la creación del Ombudsman (Defensor del Vecino),  la integración de las Juntas Locales erigiendo a la representatividad política de acuerdo a las mayorías locales y, hasta la defensa de los intereses departamentales o de la autonomía de Canelones, en el relacionamiento con otras comunas,  en el Congreso de Intendentes o bregando por los derechos de nuestro departamento frente al Gobierno Central, en materia presupuestal u otras áreas del planeamiento público.

                Luego agregó: “Canelones debe dejar de ser el departamento depósito o usina de Montevideo, tampoco su patio trasero, ni siquiera chinchorro del coche del Intendente montevideano de turno. Que la zona metropolitana no sea un anillo marginal de Montevideo, sino un fenómeno demográfico que, desde la articulación convergente de políticas nacionales de desarrollo (OSE y el saneamiento por ejemplo para Las Piedras, Progreso y las Villas, o el MVOTMA con políticas de soluciones habitacionales que permitan gradualmente reducir el número de asentimientos irregulares), no se aprecie a esta densa zona como una “región dormitorio”.  Que se permita, abaratar de forma sensible, el costo del impuesto Patente de Rodado y así, desencadenar el regreso voluntario de contribuyentes a un Canelones que expulsa, por tener la patente más cara del país.

 

 

                 En cuanto a la interna blanca el edil Lúquez manifestó que: “…sería saludable para el partido, pero por sobre todo, a Canelones más de una candidatura, que logre abarcar a todo el espectro partidario; de lo contrario, y si el nacionalismo se dirige hacia una candidatura única, allá iremos…es que, la unidad que ostentamos permitirá mostrarle a Canelones que, los blancos podemos  darle al departamento un equipo eficiente en materia municipal, tanto como departamental; capaz de articular las políticas locales con las departamentales, para el desarrollo y la producción, y la mejor llegada de los servicios públicos al vecino: transporte, vialidad y alumbrado público, recolección y tratamiento de residuos, etc. Creo que, el Partido Nacional es el que ofrece mayor cantidad de candidatos a la Intendencia, jóvenes (entre 35 y 42 años); con lo que ello implica: encare moderno de gestión, ágil y eficaz a la hora de resolver los más disímiles temas de Canelones. Un ejemplo de ello, es la no resolución del tema “incendios” en la Costa en cada temporada estival, o la ineficaz normativa en materia ferias vecinales del departamento, que deberá ser sometida a una nueva reforma de alguno de sus aspectos fundamentales: la percepción regular de los tributos generando una nueva modalidad fiscal –que deberíamos afrontar con el Estado, precisamente con MTSS, BPS y DGI- sin asfixiar al feriante, ni mucho menos burocratizar.  No es posible dar facultades al contribuyente que le son propias a la Administración, y menos, con cuestiones de carácter económico o comercial.  

             Por último agregó: “No se que resolverá, en definitiva la Convención Departamental, si uno, dos o tres, candidatos…todo parece indicar que será uno solo, sonando fuerte el nombre del diputado  Luis A. Lacalle Pou, pero nada está cerrado aún. Porque, por fortuna política, los blancos tenemos muy buenos candidatos que ofrecer. En cuanto al equipo del diputado Alberto Perdomo, creo que ostenta de contenido programático con vocación municipal pero reconoce que es un desafío enorme para la lista 2010 empardar a un Perdomo que estaba preparado para una exitosa gestión municipal, antes de su quebranto de salud. El resto lo deberemos poner nosotros, individual o colectivamente, siendo o no, candidato a edil; cosa que deberá resolver nuestra agrupación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres