Blogia
Agrupación DORVAL SILVERA SARAVIA

ENTRE EL CASTILLO DE LA SUERTE Y EL TREN FANTASMA

ENTRE EL CASTILLO DE LA SUERTE Y EL TREN FANTASMA

Al candidato del Frente Amplio -que pretende regresar a la primera Magistratura- don Tabaré Vázquez, se le ve un tanto quisquilloso o molesto, sin dejar por un instante, ese tono irónico, con el que se desliza ante las cámaras. Una pena. Yo no quiero un presidente, que se burle del Soberano, a la hora de elegir sus representantes. Candidato que utiliza metáforas burlonas y, hasta despectivas hacia sus adversarios políticos. Divide y reinarás, esa es la premisa de corte medieval, que don Vázquez, pregona en su prédica. ¡Qué lástima! El compatriota frenteamplista, va a contramano de lo que la nueva mayoría ciudadana ha empezado a buscar: un sendero que surquemos todos juntos, mirando hacia adelante. Y esto no es una frase vacía, no. Es una actitud de vida. Es apostar, con nuestras convicciones e ideales, sueños y desvelos, a la construcción de un mejor país. Obra que no implica, borrar de un plumazo lo hecho. No. Hay que abandonar esas viejas prácticas utilizadas por el Frente Amplio a partir del 1º de marzo de 2005; la historia de la prosperidad nacional, no empezó con dicha fuerza política. Por suerte, es un legado que tiene una larga tradición en el país, con verdes y maduras, crisis y conquistas, avances y épocas oscuras, que nos tocó afrontar, a todos. Por eso, Uruguay nos necesita a todos, y no a unos pocos iluminados; se terminó el país de los caudillos, con Luis Lacalle Pou se instala la era de la política de equipos, de la innovación de rescatar lo bueno y consolidarlo, mejorar lo que muestra deficiencias y erradicar lo malo, para el desarrollo nacional y la felicidad general del pueblo uruguayo. 
Vázquez, debería tomar el ejemplo pregonado por el joven Lacalle Pou. Ir por la positiva; copie lo bueno don Vázquez, el país se lo agradecerá. No agreda con metáforas de puertas, azar y chanchitos del Castillo de la Suerte; porque el Soberano no es zonzo, no se guía jamás por el azar. El pueblo uruguayo dictará sentencia con su voto, marcando el rumbo de su cívico destino, el próximo 26 de octubre. 
Porque sí hay chanchos y otros premios, en ese Castillo; también hubo un tren fantasma en el Parque Rodó, de cuyo paseo por sus oscuros pasajes, sorprendió a la ciudadanía, la obra de personajes y macacos, asustando a todos, léase gestión gubernativa en ASSE, PLUNA, Casinos del Estado, el estado de la Educación Pública, la Salud, presuntas corruptelas en el PIT CNT, etc. 
A veces la ironía trae estos lodos. Y eso, no es bueno para el país. Para finalizar, y como ya se dijo, el Uruguay busca otra cosa: elogiar lo bueno y mantenerlo, mejorar lo que el país necesita e instalar en estas tierras, la prosperidad de cuyo provecho se esparza para toda la sociedad, sin mengua ni retaceos. Por eso, la consigna positiva de marchar todos y hacia adelante. ¿Vamos?

Dr. Fernando Lúquez Cilintano

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres