Blogia
Agrupación DORVAL SILVERA SARAVIA

INCENDIOS EN CANELONES Y LA TESTARUDEZ MUNICIPAL

INCENDIOS EN CANELONES Y LA TESTARUDEZ MUNICIPAL

 

     El 2 de diciembre de 2005, el edil departamental Dr. Fernando Lúquez Cilintano, con el refrendo de toda la bancada del Partido Nacional presentó, con carácter grave y urgente, el proyecto de decreto (numero 3) que se le denominó “Normas para la protección de las zonas naturales, paisajísticas y forestales del departamento”, creando la Guardia Municipal de Bosques y Zonas Forestales, los funcionarios técnicos Ing. Agr. Ramiro López e Ing. Agr. Silvia Ronzoni –Gerente Técnico- (Sector Parques y Paseos – Dirección Gral. de Gestión Ambiental), informan en expediente A 288748 a fs. 2  que:  se considera muy positiva la iniciativa, y que respecto a la creación de la Guardia Forestal Municipal consideran que: “ –se comparten en todos sus términos lo propuesto en los distintos artículos que lo describen, en cuanto al perfil, preparación y/o requisitos técnicos que sean necesarios ara desempeñar las tareas así como las obligaciones y competencias inherentes al cargo… se estima pertinente contar con dos o tres de estos funcionarios en las Juntas de primer orden como ser Atlántida, San José de Carrasco, Pando, Las Piedras y Santa Lucía, y completar este servicio con un funcionario destacado en las Juntas de segundo y tercer orden…se cree oportuno que este servicio de Guardia Municipal de Bosques y Zonas Forestales esté supervisado directamente por un Ingeniero Agrónomo Orientación Forestal y que previamente evalúe el currículum y legajo de los funcionarios municipales que se postulen. Asimismo tendrá la responsabilidad de coordinar y evaluar el servicio de acuerdo con las necesidades propias de cada regional departamental.” Y continúa diciendo, el informe: “En referencia al artículo 11 donde se crea el Fondo Forestal Municipal se puede cubrir necesidades que cubran los aspectos del adiestramiento permanente y actualizado de los funcionarios en cuestión así como el apoyo financiero al vivero municipal que se instalará en la zona balnearia contribuyendo de esta manera no sólo a la reforestación de zonas afectadas sino que también a la recuperación de dunas arenosas y readecuación del arbolado del ornato público a lo largo de la costa.”

   Por su parte, el entonces director general de Gestión Ambiental, Ing. Agr. Mario Pareja, expresa que: “ comparte plenamente la iniciativa propuesta…” diciendo más abajo que: “…deja expresa constancia que, a la fecha –febrero de 2006, entre guiones es nuestro- no dispone de los recursos humanos ni materiales necesarios para llevar a cabo las tareas consideradas en la propuesta.

 

      La IMC ha procurado –con éxito- la instalación (12 de abril de 2007) de una Red Ciudadana de Prevención de Incendios donde los vecinos puedan participar activamente en la prevención de los siniestros ígneos. Dicha iniciativa, fue instaurada por el Partido Nacional, en el proyecto de decreto que el Edil Departamental Dr. Fernando Lúquez Cilintano, presentara como asunto grave y urgente en la sesión ordinaria del 2 de diciembre de 2005; por cuanto, en el artículo 9º del “Proyecto Lúquez” establece que: “La Intendencia Municipal tratará de involucrar a los vecinos del departamento en la prevención de incendios, dando las bases de estructura necesaria para la organización de los mismos para coadyuvar esfuerzos con las autoridades”.

 

   En efecto, a esa organización que se refería la oposición constructiva de Canelones, la Comuna la ha dado en llamar “Red Ciudadana de Prevención de Incendios”; pero, la misma no podrá cumplir ese fin preventivo sino se acompaña con una normativa municipal que involucre una función más comprometida en el plano institucional del Municipio, que no se circunscriba al plano zafral y territorial, sino que su presencia debe extenderse por todo el departamento de Canelones y cumpliéndose durante todo el año. Este esfuerzo municipal, podría consolidarse en la figura de la Guardia Forestal Municipal, que no es más que, la creación del “guarda-bosques” municipal.

     Claro, se dirá esto significa: más cargos y más gastos para la Intendencia. Sí es cierto. Pero sí se pone en una balanza los gastos que ha erogado el Gobierno de Canelones, en “apagar incendios” desde el 2005 al 2007, pues fueron casi $ 2.000.000 (son pesos uruguayos dos millones) que la Intendencia perdió en la  temporada estival (2006-07), más los daños en unas 1200 hás de propiedades privadas y fiscales, sumado el daño ambiental que los siniestros ígneos desatan sobre la flora, la fauna y el medio ambiente, en general. Perjuicios, que quizá, son invaluables económicamente.  

       En cuanto en la Junta Departamental, sólo se ha votado una “minuta de intención” que sólo se sensibiliza pero que, no ejerce su función legislativa; pues no se ha visto en el deliberativo un proyecto alternativo al que presentó el Edil Departamental Dr. Fernando Lúquez, con el apoyo de toda la bancada nacionalista, hace casi ya 3 años.

        En cuanto al proyecto de decreto nacionalista, que en su tiempo, ha obtenido halagos respecto de opiniones técnicas de la Intendencia Municipal y en la Junta Departamental, la Comisión Nº 1 de Asuntos Legales, aprobó por unanimidad el texto propuesto, siendo recién remitido a la Comisión Permanente Nº 9, Medio Ambiente.

        Mientras siguen ardiendo nuestras costas y campos, en cada temporada, la Junta Departamental marcha en carreta y mira para el costado, y la Intendencia parece no saber resolver un tema crucial para el turismo, la seguridad y la economía en la franja costera de Canelones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres