Blogia
Agrupación DORVAL SILVERA SARAVIA

LACALLE POU: "Una apuesta al Uruguay del esfuerzo"

 

 

       El haber escuchado el discurso inaugural de la campaña del candidato más joven que presenta el sistema político con casi cuarenta años de edad y con poco menos de quince años de vasta y proficua labor parlamentaria, me ha llevado a una catarsis por la positiva, un llamado a la reflexión, una luz amarilla ante señales que el Uruguay da a una sociedad fría e indiferente, adormecida y aturdida, a la vez.

        Luis Lacalle Pou, no es el actor político o candidato que se erige en el diferencial por la mera cuestión biológica signada por la edad; su talante pro-activo ha estado suficientemente probado a lo largo de su trayectoria como parlamentario y, recientemente, como un eficiente y abnegado administrador en la Cámara Baja del Poder Legislativo, por cuanto no sólo que cumplió a cabalidad con la función de Presidente de dicha Cámara parlamentaria, sino que su ejercicio estuvo signado por el ahorro de fondos públicos. Ello se conforma en el “botón de la muestra”, para otorgarle una carta cabal en las próximas instancias electorales.

    He expresado que, su oratoria propositiva, llena de sueños e ideas fuerzas, va a marcar un rumbo que el Uruguay debería transitar. El país de los puentes, del diálogo, del constructor de esperanzas; ciertamente que la clase política y la sociedad toda, no se divide en bandos: buenos y malos; éstos y aquéllos están dispersos en todas las áreas de la vida nacional, incluidos, obviamente los partidos políticos.

     Luis Lacalle nos ha convocado, serena y confiadamente, en el país del esfuerzo y del emprendimiento, del empuje hacia delante y no del tironeo. Uruguay se ha erigido en esa Nación, cuya caravana de Almas partió hace doscientos hacia el Ayuí tras el derrotero del mejor Conductor de todos nosotros; Orientales que compartían un Sueño que, sin quererlo, la historia fue testigo de esta Herencia, que es Bendita, porque procede de nuestras raíces, de nuestros antepasados, con errores y aciertos, donaron vida propia para levantar con el esfuerzo compartido lo que sus hijos han sido llamados, así como hoy nosotros, a continuar la patriótica labor de seguir construyendo al Uruguay, país de valores, pueblo de virtudes y sociedad que debe reconocer el esfuerzo y premiar la labor, personal o colectiva, en este diario emprendimiento de tener a un país en marcha, no por nosotros, sino por los que vienen y los que ya están vistiendo túnicas o naciendo en este momento. ¡Viva Uruguay!  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres